Lesiones personales graves

Causas comunes de las lesiones personales graves

Causas comunes de las lesiones personales graves

Las lesiones que se definen como catastróficas son lo suficientemente graves como para tener un impacto a largo plazo en la vida de la persona que sufrió la lesión, así como también en sus familias. Aunque el fallecimiento se consideraría el suceso más catastrófico para una persona y su familia, otras lesiones pueden tener un impacto para toda la vida.

Estas incluyen las siguientes:

  • Lesiones cerebrales
  • Lesiones del cuello y de la médula espinal
  • Pérdida o uso limitado de una o más extremidades
  • Daño a órganos internos
  • Ceguera
  • Sordera
  • Quemaduras graves

Las lesiones catastróficas y graves pueden ser permanentes o temporales, pero necesitarán un período de recuperación mucho más largo.

Causas comunes de las lesiones catastróficas

Una persona puede sufrir lesiones catastróficas o incluso permanentes en muchas situaciones. Algunas situaciones, como accidentes automovilísticos o de camión a elevada velocidad o una caída desde una gran altura en el trabajo y la mala praxis médica, presentan mayor probabilidad de tener consecuencias graves.

Algunas de las lesiones graves más comunes se producen en accidentes vehiculares. Estos no solo incluyen autos, camiones y vehículos utilitarios deportivos, sino que también otros vehículos. Los accidentes que causan lesiones catastróficas pueden involucrar cualquiera de los siguientes:

  • Motocicletas
  • Bicicletas
  • Remolques
  • Caravanas y buses
  • Botes, motos de agua y otros vehículos de agua
  • Peatones en un accidente vehicular

Las lesiones graves más comunes en accidentes automovilísticos son el traumatismo cerebral y las lesiones del cuello o de la médula espinal. También puede producirse daño en los órganos internos. Asimismo, lesiones cerebrales a causa de una caída. Estas son las lesiones más comunes en accidentes de equitación y accidentes deportivos en general.

Además, pueden producirse lesiones a causa del ambiente laboral, como caídas, ser golpeado por un objeto o un accidente que involucre una máquina. Una maquinaria industrial podría fallar, lo que provocaría daños en un brazo o una pierna, o incluso la amputación. Si la extremidad sigue unida, el daño en los nervios podría disminuir la sensibilidad y la función a tal punto que la víctima ya no pueda realizar el mismo trabajo.

Otras situaciones que podrían provocar lesiones graves son la violencia, los errores médicos y las infecciones. Los productos defectuosos pueden causar lesiones graves, al igual que los incendios y explosiones. En dicho caso podrían producir ceguera, sordera u ocasionar quemaduras graves. Incluso practicar algunos deportes o saltar en un trampolín podría provocar una lesión cerebral con daños a largo plazo, lo que se consideraría catastrófico.

Una persona no siempre puede predecir o evitar situaciones que provoquen lesiones graves. Incluso si usted tiene cuidado y sigue todos los protocolos de seguridad, puede producirse un accidente que cause daños graves o incluso permanentes.

Si usted ha sufrido lesiones graves, podría recibir una indemnización a través de una demanda por lesiones catastróficas. Muchas situaciones provocan estas lesiones, y es posible que haya una responsabilidad civil del trágico resultado. Es bien importante comprender las causas comunes y los tipos de lesiones graves, incluso es más fundamental hablar con un abogado que pueda ayudarle a reclamar – y ganar – la indemnización monetaria que usted merece. Hable con nosotros en Deuterman Law Group para que respondamos sus preguntas sobre cómo interponer de manera correcta una reclamación por lesiones catastróficas.

Anterior: Qué se entiende por lesiones graves
Siguiente: Qué hacer después de haber sufrido una lesión grave.

Conoce a nuestros abogados